El jardinero se ocupa de los melones

Agregado Hace 3 años antes

Maduras

, ,

La dueña de la mansión se siente sola y en todo el predio donde se ubica la gran casa solo se encuentra ella y el jardinero. Si bien le gusta mucho que sus arbustos estén prolijos, también necesita que se encarguen del propio y de sus melones. Ya que esta señora tiene un chocho muy peludo y unas tetas tan grande como dos sandias. Por eso llama al jardinero a que venga a la casa para que ella pueda jugar con su rabo, ademas de que el le pase una buena podada con su lengua por el coñito. Finalmente, y luego de follarla, se pajeara con sus tetas y acabara sobre su cara y su boca, dejando que la señora se encargue de limpiar lo que provoco.
Agregar Comentarios(Sin Comentarios)